MartaXana Yoga 

 Profesora de Yoga desde 1996 

 «Hatha Yoga, Yoga terapeútico, Clases de meditación/mindfulness Cursos especiales, Kinesiología, Clases Online y Terapia personalizada»

Maternidad: todo bajo control

La profesora de Ashtanga y Hatha Yoga y escaladora profesional Olivia Hsu nos habla de la maternidad y de cómo ha conseguido que su práctica sea más liberadora desde que tuvo a su hijo.

Ser madre no estaba entre mis prioridades

No era algo que deseara o anhelara especialmente, por eso el hecho de que al nal haya acabado siéndolo es todo un regalo y una experiencia surrealista y genial. A muchas escalas, ha sido como la práctica de nitiva.

La maternidad te pone todo en perspectiva y exige un nuevo grado de presencia. Hasta hace poco mi concepto de estar presente era de signo más efímero. Me concentraba en algo por un tiempo determinado, y cuando este transcurría dejaba de pensar en ello. Pero durante las cuatro semanas siguientes al nacimiento de mi hijo Walker, lo tenía conmigo 12 horas al día. Eso cansa bastante. Cuando te tienes que levantar a las tres de la mañana para dar de comer a tu bebé, eso sí que es estar en el momento con otra persona.

maternidad
Solía pensar que las cosas debían de ser de cierta manera…

…para poder practicar Yoga. Necesitaba una habitación limpia
y ordenada, ropa de Yoga, y estar en ayunas. Ni siquiera iba a
clase si no disponía de dos horas íntegras para hacer mi prác-
tica. Ahora, hago dos o tres Saludos al Sol mientras Walker se
echa la siesta, y luego subo a atenderle. Si se duerme, vuelvo a
bajar y sigo practicando. Ahora mi práctica es muy interrum-
pida, pero por otro lado ha sido liberador quitarme todos los
prejuicios que tenía.

Hacer cualquier cosa en la esterilla es un lujo, y es increíble. Da igual que haya acabado de comer. Da igual si voy en pijama. La práctica la hago en cualquier momento.

He aprendido a diferenciar entre tu aspecto y cómo te sientes

Y al final, lo importante es cómo te sientes. La gente me ve y me dice que no se me nota que haya tenido un hijo, pero yo me noto agarrotada en las posturas de Yoga, y hace poco fui a montar en bici y tuve que bajarme de ella y subir andando las cuestas debido a mi estado físico después del parto.

maternidad
Poco a poco estoy recuperando la forma

Conozco a muchas chicas que han vuelto a hacer Yoga, o a escalar o correr, demasiado rápido después de parir, y por culpa de ello han sufrido lesiones o un prolapso. Voy a un especialista en suelo pélvico, y me leí el libro de Kimberly Johnson, The Fourth Trimester (El Cuarto Trimestre), que me ha ayudado mucho en mi recuperación. Si mi médico me dice que me espere tres meses a hacer cualquier cosa, yo me espero tres meses. Pero eso exige mucha paciencia y disciplina, que yo he aprendido gracias al Yoga.

No siento que haya perdido nada

Hubo épocas en mi vida antes de quedarme embarazada en las que escalaba tanto que tuve que dejar el Yoga de lado, y luego trabajar mucho para volver al mismo sitio. Es una lección de los kleshas (obstáculos personales) y de dejarse llevar. Si te estás enganchando a algo, y crees que debes hacerlo de una manera determinada, te va a fastidiar mucho tener que adaptarte a ella o tener que dejarlo.

Si quieres saber más sobre Yoga y maternidad, no te pierdas el número 113 de tu revista Yoga Journal España. Para conseguirlo, llámanos al 916326251 o escríbenos a suscripciones@revistayogajournal.es

La entrada Maternidad: todo bajo control se publicó primero en Revista Yoga Journal.

Sigue leyendo